Acta et Verba

novembre 16th, 2010

Hoy hemos avanzado bastante en nuestro recorrido, por fin hemos conocido como es una secuencia didáctica, para ello empleamos unas actividades de Sociales del profesor José Ignacio Madalena (conocido por todos mis compañeros de peripecias).

Interdisciplinar, importante concepto a tener en cuenta. El conocimiento de la lengua española (y la literatura) es una disciplina que no sólo se debería impartir en la asignatura en cuestión. Este tema lo trata el catedrático Emilio Sánchez Miguel en una conferencia: cómo deberían actuar todas las materias en la comprensión de un texto. Éste no es un deber únicamente del área de lengua española, no se puede dejar esa responsabilidad a una materia de escasas 3 horas semanales, que tiene que integrar teoría de la literatura, ortografía, sintaxis, técnicas de escritura, comprensión lectora… Es la base de la comprensión del resto de las disciplinas y vehículo transmisor de conocimiento, así que debería ser de primordial interés por todo el equipo docente del centro y no únicamente del encargado de esta materia.

José Ignacio Madalena demuestra con una retahíla de ejercicios como enseñar a los alumnos a organizar y relacionar información mediante un mapa conceptual. Y es que a la hora de plantear ejercicios tenemos que tener presente la finalidad del texto que planteamos, para no enfrentarnos a la difícil tarea de comprensión lectora como una actividad ajena. El texto debe de estar enmarcado en una secuencia didáctica con un objetivo marcado a priori. Los pasos a seguir podrían ser los siguientes:

1. Planificación lectora: Preparar al futuro lector, introducirlo en el tema en cuestión y/o relacionarlo con lo que ya sabe.

2. Ayudar a identificar y relacionar las ideas principales

3. Comprobar si se ha comprendido

Este último paso es mucho más complejo, pero ya hemos preparado al alumnado con una serie de actividades y explicaciones previas, así que la recapitulación de ideas, esquematizar o incluso resumir (todo un hito para la comunidad de la secundaria) sería ahora mucho más fácil. Para nosotros podría ser el fin último (el aprender a resumir), pero para una asignatura, por ejemplo, de conocimiento del medio, sería interesante reflexionar ciertos aspectos de la lengua para producir textos sociales y resumirlos.

En fin, debemos de ser conscientes de lo que saben los alumnos y a partir de ahí trabajar, elaborar un trayecto con una serie de actividades hasta nuestro destino con las paradas pertinentes donde sea preciso para fijar conceptos y procedimientos. Ah, y la característica interdisciplinaria de la lengua, que no debemos entonar un mea culpa con los resultados del informe PISA, todo el equipo docente, independientemente de su materia, debería colaborar con la comprensión lectora y producción textual.